Robot hands holding an origami bird

Opiniones

¿Cómo conservaremos el lado humano de las empresas en la era digital?

Reading Time: 6 minutes

No tenemos nada que temer sobre el uso de tecnologías avanzadas en el lugar de trabajo, le dice Jason Stockwood a Etan Smallman. En lugar de eso, debemos convertirla en un importante servidor de la humanidad

 

La aparición de la inteligencia artificial ha provocado que muchos propietarios y empleados de empresas entren en pánico frente a la posibilidad de una crisis industrial y despidos masivos. Sin embargo, ¿es necesario temerle al "ascenso de las máquinas"?

Jason Stockwood, director ejecutivo de Simply Business y el mejor líder del Reino Unido según The Sunday Times, cree que no. En su nuevo libro, Reboot: A Blueprint for Happy, Human Business in the Digital Age(1), argumenta a favor de un sentido de optimismo sobre el aprovechamiento de la tecnología, que resultará en equipos capacitados y estimulará la creatividad en su empresa. Aquí, habla en exclusiva con la revista Regus.

Gran parte de la discusión actual en torno al auge de la automatización y a la inteligencia artificial en las empresas se centra en hablar sobre la pérdida masiva de empleos. ¿Qué tan grave cree que va a ser este problema?

Hace algunos años, un estudio realizado por The Oxford Martin School(2) indagó en el futuro del empleo tras el incremento de la computarización y declaró que el 47 % de los empleos tenían una alta probabilidad de volverse obsoletos.

Sin embargo, cuando analicé los datos un poco más, hubo un par de cosas que me inquietaron. El estudio no solo parecía olvidar lo mucho que mejoramos gracias a la tecnología, sino que tampoco encajaba con mi experiencia personal sobre las limitaciones de la tecnología. Por ejemplo, el número de veces que quería mostrar una presentación de PowerPoint en un nuevo lugar, solo para enfrentarme a problemas de TI.

También me opuse a la idea de que algunas ocupaciones fueran sagradas. No todos los empleos que existían hace 100 años existen hoy en día. ¿Por qué deberían continuar existiendo los empleos de la actualidad indiscutiblemente?

En vez de eso, veo a la tecnología como una oportunidad. La tecnología puede permitirnos trabajar menos horas, pasar más tiempo con nuestras familias o hacer un trabajo más interesante. Desde una perspectiva a largo plazo, este puede ser un momento en la historia en el que tenemos la oportunidad de reiniciar nuestra mentalidad sobre el capitalismo o la naturaleza del trabajo y asegurarnos de que beneficie a todos en vez de concentrar el capital en cada vez menos manos.

¿Cómo pueden cambiar las empresas a un modelo que se centre en las personas más que en el proceso?

Es la forma en la que utilizamos la tecnología. Creo que necesitamos cambiar el enfoque de las empresas para que no solo consideren a los accionistas, aunque son importantes, sino también al entorno, a la sociedad en general y a los empleados.

La promesa de la tecnología era que nos podría absolver a todos para tener vidas más libres; sin embargo, en realidad, debido a que estamos tan conectados, trabajamos más arduamente y el estrés se encuentra en niveles epidémicos. En vez de eso, pensemos en cómo compartiremos los beneficios y las ventajas de la tecnología para crear una fuerza laboral y una sociedad más inclusivas.

La cuestión es que, si cuenta con una fuerza laboral más comprometida y un entorno más equitativo, donde las personas son iguales o tienen flexibilidad, entonces, seamos francos, trabajarán más arduamente y usted tendrá un equipo más productivo.

¿Qué tanta elección y representación tendrán los líderes empresariales para influir en el impacto que tendrán las fuerzas tecnológicas en sus empresas?

Mucha. Una de las razones por las que estoy más interesado en hacer crecer empresas en vez de hacer política es que tengo mayor libertad. En especial si no tiene una empresa pública, puede optar por crear negocios a largo plazo. Soy tecnólogo de profesión. Me dedico a la tecnología y no deseo frenarla. Pero si en lo único que se piensa es en generar ganancias y eficiencia, creo que a ello le falta imaginación.

En mi empresa, por ejemplo, decidimos adoptar la automatización en nuestro centro de contactos. Creo que, si una tecnología nueva como esta puede mejorar la eficiencia, impulsar el rendimiento y optimizar la experiencia del cliente, entonces debería ser más rentable. Si es así, podremos compartir los beneficios, en vez de solo deshacernos de las personas.

Si podemos mostrar un incremento en los ingresos, el plan es conseguir que nuestros centros de contacto trabajen cuatro días a la semana con el mismo sueldo en 2020. Será decisión de los empleados la forma en la que usarán su día libre. Podría ser para capacitarse mejor o para aliviar el estrés que genera el cuidado de los niños o de los padres. O tal vez solo deseen trabajar otro día y ganar más dinero.

¿Cómo puede la tecnología empoderarnos para crear lugares de trabajo más felices, saludables y creativos?

Aunque pueda sonar contradictorio, he dejado de usar la tecnología en las juntas. Los celulares en particular pueden ser perjudiciales para la interacción y atención. Le decimos a los asistentes que, si vienen, estén presentes; pero si descubren que la junta no les es útil, tienen todo el derecho de irse.

Utilizamos tecnología que nos permite trabajar a distancia, ya sea mediante video conferencias avanzadas o robots de telepresencia, que les permiten a las personas moverse alrededor de otra ubicación física.

Luego está la capacidad de la ciencia de datos y la producción de informes en tiempo real sobre los resultados de salud de las personas que trabajan en una oficina. Los rastreadores de ejercicio físico parecen estar en todos lados hoy en día, pero podríamos analizar cómo utilizarlos para optimizar el rendimiento de las personas y que sepan si hay un día en el que trabajen de manera más efectiva o si hay momentos en los que puedan tomar descansos o hacer cierto tipo de trabajo. Además, estoy fascinado por la forma en que la ciencia de datos, sin ser demasiado intrusiva, puede ayudar a aliviar el estrés.

Jason Stockwood, director ejecutivo de Simply Business y el mejor líder del Reino Unido según The Sunday Times

Jason Stockwood, director ejecutivo de Simply Business y el mejor líder del Reino Unido según The Sunday Times

 

¿Cuál es la función de la inteligencia emocional (más que la inteligencia de las máquinas) en la era de la información?

El profesor Yoav Shoham, de Stanford(3), es uno de los mejores expertos en IA. Él afirma que cuando se habla de forma en que la IA captura la inteligencia humana, es similar a pensar en las galaxias y las estrellas en relación con nosotros en la Tierra: en términos del progreso que hemos conseguido en los últimos 20 años, es como si nos hubiéramos parado sobre una silla.

Esto es en parte porque realmente no entendemos la conciencia humana en muchas formas. La gente plantea los argumentos de que las máquinas van a asumir el control, pero esta idea pasa por alto algunos puntos filosóficos importantes y más generales: si hay trabajos que las máquinas pueden hacer mejor, deje que los hagan. Permita que las máquinas mejoren nuestra propia inteligencia.

Si colocamos a las máquinas como servidores de la humanidad en vez de ver su auge como un juego de suma cero, creo que se podría dar una visión increíblemente convincente de la humanidad. Podemos utilizar la tecnología para cumplir metas más grandes y audaces; como erradicar la escasez de agua, comida o energía, y complementarla con las cosas que hacemos bien como humanos, como contar historias, comunicarnos entre nosotros o la conceptualización.

¿Qué deberían hacer los líderes para asegurar sus empresas en el futuro?

Cada empresa es una empresa de tecnología y datos, estén conscientes de eso o no. Así que, si las empresas no pueden ver su capacidad principal actual y esperan transformar sus capacidades en el futuro también, van a tener complicaciones.

Ahora bien, si platica con directores ejecutivos, todos le dirán lo mismo: conseguir al mejor personal es el desafío más grande. Crear una cultura basada en valores, que se preocupe por las personas y les den importancia, es la única forma en la que los mejores van a querer trabajar en el futuro.

Es importante crear una cultura en la que las personas puedan experimentar el uso de métodos exitosos, que generen mejoras progresivas en su negocio, en vez de la idea de trazar un curso fijo para sus trabajadores, como se hacía en el mundo analógico de hace 30 o 40 años.

Establezca una estrategia, contrate a personas brillantes y, después, no les estorbe. Parece que esta es la mejor esperanza que tenemos para las empresas que exploran un entorno cambiante.

¿Cuáles son los argumentos más sólidos para ser optimistas?

Creo que ya hemos pasado por esto antes. Por ejemplo, con la tecnología de la Revolución Industrial o el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, o cuando Japón reinventó su economía en torno a la robótica y la manufactura en la década de 1980. Ya hemos cambiado a la sociedad antes. La humanidad corrige su curso de manera natural. A los tecnólogos de la costa oeste a veces les hace falta ser un poco realistas. ¿Por qué estamos hablando sobre la minería en asteroides(4) cuando hay problemas más prosaicos cerca de nuestro hogar que podríamos resolver con la tecnología que ya existe? Deberíamos tratar de resolver problemas como el número de personas en los bancos de alimentos y la escasez de energía, más que preocuparnos sobre cargar nuestras mentes en la Matrix. Las empresas con este espíritu pueden ser una verdadera fuerza del bien.

 


Etan Smallman es un periodista británico, cuyo trabajo se ha publicado en varios periódicos como The Guardian, The Times, The Daily Telegraph y The South China Morning Post

Fuentes:

(1) https://www.penguin.co.uk/books/111/1116257/reboot/9780753552728.html

(2) https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academic/The_Future_of_Employment.pdf

(3) https://cs.stanford.edu/faculty-profile/yoav-shoham

(4) http://theconversation.com/mining-asteroids-could-unlock-untold-wealth-heres-how-to-get-started-95675